Ventajas del autoservicio en las gasolineras

Volver

El autoservicio en las gasolineras y estaciones de servicio se ha convertido en un elemento de valor añadido para muchos conductores. Llenar el depósito de una forma ágil y sin perder tiempo para retomar el camino lo antes posible, es una ventaja que los consumidores aprecian y la tecnología hace posible. Desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología te contamos las ventajas del autoservicio en las gasolineras y cómo está cambiando la forma de repostar combustible.

El desarrollo de gasolineras en autoservicio es una consecuencia lógica de la búsqueda de la eficiencia en el servicio de repostaje. Dejar que el cliente administre el llenado del depósito, sin colas ni esperas, y dando opciones para realizar el pago mediante un medio seguro y rápido es algo que cada vez aprecia más gente.

 

Qué gana el cliente con el autoservicio en las gasolineras

Las ventajas que tiene la posibilidad de repostar combustible en autoservicio son muy claras para los usuarios de estas gasolineras. El autoservicio es inmediato, funciona sin horarios y cuando el cliente lo necesita, y ofrece opciones que permiten al cliente llenar el depósito rápidamente y ahorrar en el repostaje, además de aprovechar las promociones y descuentos que puede canjear en el mismo surtidor. Aquí detallamos las principales ventajas:

  • El cliente puede ahorrar en el llenado del combustible, ya que la automatización que implica la instalación de surtidores en autoservicio permite una gestión más eficiente, que se traslada a los precios del carburante
  • El proceso de llenado del combustible es mucho más fácil y rápido. No hay esperas y todo está automatizado.
  • Las gasolineras que ofrecen autoservicio, pueden ofrecer una atención al cliente las 24 horas, sin perder calidad en la gestión de la venta.

 

Gasolineras más eficientes gracias a los sistemas de autoservicio

La automatización de una gasolinera para ofrecer el repostaje en autoservicio es, probablemente, la inversión más rentable para este tipo de negocios. No sólo porque se generan importantes ahorros en la gestión, sino porque al mismo tiempo se accede a una importante cantidad de información sobre los clientes, sus consumos y qué productos buscan.

La tecnología pone mucho más fácil la gestión de las gasolineras y el desarrollo de estaciones de servicio abiertas las 24 horas del día ha sido posible gracias a estos sistemas de autoservicio, en los que el cliente puede realizar el pago directamente en el terminal, mediante tarjetas bancarias o billetes.

Un ejemplo de ello son los equipos de autoservicio de Alvic. Sus terminales de autoservicio, ya sea integrados en el surtidor o como equipos independientes, son capaces de gestionar la venta del combustible mediante diversos medios de pago, y administrar otros servicios como descuentos de promociones y tarjetas de fidelización, con una interfaz muy intuitiva para los usuarios que facilita su uso.

Delegación de Alvic en Castilla la Mancha