Smartfuel, la aplicación que revoluciona el pago en gasolineras

Volver

Las nuevas tecnologías están cambiando nuestra forma de consumir. El e-commerce y la llegada de nuevas formas de pago que tienen al móvil como centro de nuestras compras, están revolucionando la manera en que adquirimos productos y servicios. El repostaje en gasolineras no es una excepción, por eso desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología hoy hablamos de Smartfuel, una aplicación que puede revolucionar el pago en las estaciones de servicio.

Llenar el depósito de combustible y pagar sin esperas y de una forma ágil y segura son los objetivos de la nueva forma de pago que plantea Smartfuel. La aplicación, que tiene como eslogan “Stop, click & go”, pretende ser una herramienta accesible, intuitiva, ágil y segura, con el objetivo de que el cliente que llega al surtidor realice el pago con sólo dar un clic y pueda repostar rápidamente.

 

Repostar en gasolineras con una aplicación diferente

La app Smartfuel ofrece varias ventajas a los usuarios, aunque la más interesante es que es la única aplicación multimarca de estas características, lo que la hace muy cómoda en los viajes.

Además, cuenta con muchas opciones para el conductor. Por ejemplo, el usuario puede pasar saldo de su smartphone a otro, o incluir diferentes vehículos en su app, funcionalidades que pueden resultar muy útiles para las familias con más de un coche en casa.

Desde el móvil, esta app permite gestionar los pagos del combustible desde diferentes tarjetas de crédito, así como introducir los datos de las tarjetas de fidelización para aprovechar sus ventajas al pagar con el smartphone o buscar estaciones de servicio cercanas.

Por otro lado, es capaz de controlar el consumo de combustible y hacer un seguimiento de las facturas, de forma que hace más fácil ahorrar en combustible al tener disponible toda la información sobre consumos.

 

Qué ventajas tiene para las gasolineras una app como Smartfuel

Para una estación de servicio, contar con esta herramienta resulta un elemento de valor añadido que no sólo facilita el servicio a sus clientes, sino que además permite generar una base de datos de la clientela, enviar notificaciones, realizar descuentos y promociones, y personalizar la aplicación con los colores corporativos.

Pero, sobre todo, supone dar un salto tecnológico tan importante como necesario para no quedarse atrás en la revolución digital que se está gestando desde nuestros smartphones y dispositivos móviles.

Aplicaciones como Samrtfuel o como los surtidores inteligentes y sistemas de gestión de gasolineras y estaciones de servicio de Alvic son ejemplos de cómo la tecnología nos acerca al futuro para transformar el repostaje de combustible y hacerlo más rápido y eficiente.

 

Delegación de Alvic en Castilla la Mancha