Las gasolineras pagarían hasta 50 millones por la obligación de contratar un auditor

Volver

La nueva regulación que prepara el Ministerio de Energía puede salirle cara a las gasolineras y estaciones de servicio, ante la obligación de contratar un auditor externo que verifique las ventas y los descuentos realizados. Desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología te contamos qué supone esta propuesta para las empresas del sector y qué propone la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES).

La polémica ha estallado ante un inminente cambio de la normativa. El borrador del Real Decreto en el que trabaja el Ministerio para establecer los métodos de cálculo y los requisitos de información sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de los combustibles y la energía en el transporte, trae consigo nuevas exigencias que elevarán los gastos de las empresas que gestionan estaciones de servicio.

 

Las gasolineras tendrían que pagar una auditoría de hasta 5.000 euros

La que más puede impactar en las cuentas de estas gasolineras es la obligación de contratar un auditor que afectará a las estaciones de servicio que venden más de 500.000 litros al año. Según la CEEES, la mayoría de las gasolineras que tienen actividad en nuestro país vende volúmenes superiores a esta cifra.

La patronal estima que la aplicación de esta medida supondrá un coste adicional al conjunto de gasolineras del país de entre 15 y 50 millones de euros. Según las estimaciones de CEEES, una auditoría como la que propone el Ministerio puede llegar a costar entre 1.500 y 5.000 euros para cada gasolinera en funcionamiento.

 

Sobrecostes que pueden encarecer el repostaje

Los problemas que generarían estos sobrecostes no se quedan solo en los empresarios del sector. Los representantes del CEEES consideran que esta medida es insostenible para las empresas que gestionan estaciones de servicio y ven probable que ese gasto extra que impone el borrador del Real Decreto se acabe trasladando al consumidor final, haciendo más caro repostar en la gasolinera.

Por otro lado, la patronal ve innecesaria la obligatoriedad de imponer auditorías, ya que el sistema de envío de precios de los carburantes al Ministerio de Energía destaca por su transparencia, como aseguran desde el CEEES.

 

Delegación de Alvic en Castilla la Mancha