La inversión en yacimientos de petróleo desciende a nivel mundial

Volver

A pesar de que nuestro mundo sigue moviéndose gracias al petróleo, lo cierto es que la inversión en yacimientos de petróleo está cayendo de forma global. Son varios los factores que incluyen en esta tendencia, cuyas consecuencias empezaremos a notar a medio y largo plazo. Desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología profundizamos en el análisis de la evolución de la inversión en yacimientos de crudo.

En 2016, el dinero destinado a la exploración y explotación de yacimientos petrolíferos se redujo en un 25% en todo el mundo, según datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Se trata del segundo ejercicio consecutivo de descensos, con lo que la caída acumulada de la inversión ya roza el 40% desde 2014.

Esta caída de la inversión en yacimientos de petróleo y gas por el parón de nuevos proyectos, influyó en el descenso del 12% de la inversión mundial en el sector de la energía en 2016, hasta los 1,5 billones de euros, sumando también su segundo año consecutivo de caídas.

 

¿Por qué se invierte menos en proyectos petrolíferos?

Una de las razones que explican el frenazo en la inversión de proyectos petrolíferos y de hidrocarburos hay que buscarla en el bajo precio del petróleo. Actualmente, hay muchos excedentes de petróleo en el mundo y su precio en los mercados no acaba de recuperarse, a pesar de los esfuerzos de la OPEP por contener la producción.

Además, el número de descubrimientos de yacimientos convencionales de crudo se ha reducido más de la mitad en los cuatro últimos años, respecto a los cuatro años anteriores, como señalan desde la petrolera saudí Aramco, una circunstancia que condiciona el desarrollo de nuevos proyecto y añade cierta incertidumbre de cara al futuro, acerca de la capacidad de la industria petrolera de dar respuesta a la futura demanda de hidrocarburos.

Otro de los factores que influyen en la caída de la inversión en la explotación de combustibles fósiles es el desarrollo de energías alternativas. De hecho, las inversiones en el sector eléctrico superaron el gasto combinado en petróleo, gas y carbón en 2016, según la AIE. Además, la inversión destinada a energías limpias ya supone el 43% del dinero invertido en suministros.

Delegación de Alvic en Castilla la Mancha