¿Sabes qué es el autogas?

Volver

Entre los combustibles alternativos a la gasolina y el gasoil destaca el autogás, ya que es el más utilizado al margen de los combustibles fósiles tradicionales. Desde nuestra empresa de instalaciones petrolíferas y tecnología te contamos hoy de qué está compuesto este combustible y cuáles son las características que lo han consolidado como alternativa a la hora de repostar el coche.

El autogás es como se denomina al gas licuado del petróleo que se utiliza como combustible para vehículos a motor de combustión interna. Cada vez es más frecuente encontrar vehículos que se mueven con autogás, sobre todo autobuses y taxis públicos. Además, es posible encontrar en el mercado coches con motores de autogás y se pueden adaptar vehículos de gasolina para que puedan funcionar con este combustible.

 

Cómo funcionan los vehículos alimentados con autogás

Los vehículos que repostan autogás están equipados con dos depósitos, uno para la gasolina y otro para el autogás. Esta combinación permite aumentar la autonomía del vehículo y ahorrar en el repostaje sin alterar sus prestaciones. De hecho, apenas se diferencian de los que utilizan combustibles tradicionales, y su equipamiento es similar al de los vehículos a gasolina o diésel.

También existe la posibilidad de adaptar vehículos de gasolina con el equipo de autogás necesario, que se instala en el espacio de la rueda de repuesto y ofrece, en teoría, las mismas prestaciones que un vehículo de autogás nuevo.

 

Ventajas que ofrece el autogás

El autogás es una interesante opción frente a la gasolina ya que ofrece ventajas como:

  • Presenta menores emisiones de dióxido de carbono.
  • Permite un ahorro en repostaje de entre el 20% y el 40%, frente a los combustibles tradicionales. Sobre todo si hacemos muchos kilómetros al coche.
  • Los motores que consumen autogás son menos ruidosos.
  • Reduce el mantenimiento, ya que el motor de autogás sufre menos desgaste.

De hecho, no sólo circulan cada vez más vehículos con este combustible, sino que son más de 500 las gasolineras y estaciones de servicio donde se puede repostar autogás en España.

 

Inconvenientes del autogás

A pesar de sus ventajas, esta opción también tiene algunos inconvenientes, sobre todo en los vehículos de gasolina adaptados a autogás:

  • Menos puntos de repostaje y posibles incompatibilidades con los surtidores.
  • No todos los coches pueden adaptarse al autogás: legalmente no se puede convertir ningún vehículo de gasolina que tenga más de 12 años.
  • En los vehículos adaptados se reduce el espacio útil del maletero o se sacrifica la rueda de repuesto.
  • Los motores de gasolina adaptados pueden dar problemas mecánicos, muchas veces relacionados con la inyección.
Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha