¿Qué es el octanaje de la gasolina?

Volver

La gasolina es un combustible conocido por todos y, si conducimos un coche de gasolina, es probable que estemos muy acostumbrados a que nos pregunten por el octanaje al repostar. Pero, ¿qué es eso del octanaje? ¿Qué significa que nuestra gasolina tiene 98 octanos? Desde nuestra empresa de instalaciones petrolíferas y tecnología te contamos qué es el octanaje de la gasolina y cómo influye en el comportamiento del coche.

La gasolina es una mezcla de hidrocarburos derivada del petróleo que se utiliza como combustible en vehículos con motores de combustión interna, que se encienden como consecuencia de una chispa. Para que eso suceda, la gasolina debe cumplir una serie de condiciones que, por un lado, permiten que el motor funcione correctamente, y que, además, cumplan con la normativa medioambiental. En ambos casos, estas características están reguladas.

 

La gasolina y el octanaje

El índice de octano u octanaje es la especificación más característica de la gasolina. Este término que resulta tan familiar para los conductores de coches de gasolina nos dice la resistencia del combustible a que se produzca la detonación que es la que pone en movimiento el motor de un automóvil.

El octanaje indica la presión y la temperatura a la que puede ser sometido un combustible carburado, es decir, mezclado con aire antes de detonarse, al alcanzar su temperatura de autoignición. Es el caso de la gasolina, además podemos encontrarla en las gasolineras clasificada en función de su número de octano. De esta forma, en España se comercializan dos tipos de gasolina sin plomo de diferente octanaje, denominadas Sin Plomo 95 y Sin Plomo 98.

 

Cómo actúa la gasolina, según su octanaje

El octanaje de la gasolina está relacionado con el funcionamiento del motor. En los motores de combustión interna de cuatro tiempos, como los utilizados por los vehículos modernos, una de sus fases es la compresión, durante la cual el pistón del motor comprime la mezcla del aire y gasolina dentro de los cilindros del motor, a un volumen mucho menor que el que ocupaba inicialmente.

La gasolina de bajo octanaje, soporta menos compresión que la de alto octanaje y es por eso que en muchos modelos de automóvil, los fabricantes recomiendan el uso de una gasolina de un determinado octanaje.

En contra de lo que piensa mucha gente, el octanaje de la gasolina está relacionado con la capacidad de compresión del combustible, pero no con la potencia del mismo. Aumentar el octanaje del combustible, no aumenta la potencia del vehículo, a menos que el motor así lo requiera.

Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha