¿Por qué cada vez se venden menos coches diésel?

Volver

España ha sido un país donde el diésel era la opción preferida por la mayoría de conductores. Los coches con motores de gasoil llegaron a alcanzar un 70% de la cuota de ventas en 2010, pero de un tiempo a esta parte, la caída de las ventas de automóviles diésel se ha intensificado. Desde nuestra empresa de empresa de instalaciones petroleras y tecnología analizamos esta evolución para buscar las causas del paulatino declive del diésel frente a la gasolina.

La gasolina no para de ganar terreno al diésel en los últimos tiempos. Las estadísticas de Anfac reflejan un descenso de las matriculaciones de gasóleo entre enero y junio de este año, del 61,3% al 55,2%, mientras que los coches de gasolina ganan cuota de mercado en un 7%, algo impensable hace unos años.

Podemos encontrar diversas causas que influyan en las preferencias de los usuarios, aunque la que primero se nos viene a la cabeza es el impacto que en los consumidores ha tenido el denominado ‘dieselgate’, el escándalo de la manipulación de motores diésel de Volkswagen. No obstante, existen razones que van más allá del caso del fabricante alemán que explican una tendencia que apunta al declive de este tipo de modelos, si la tecnología no lo remedia.

 

Razones por las que se venden menos diésel

La pérdida de peso de los diésel frente a los coches de gasolina es vista como una evolución normal en el mundo del automóvil. Señalan que ha mejorado la eficiencia de los motores de combustión interna y ahora gastan menos, al tiempo que se ha encarecido con más fuerza el precio del gasóleo frente al de la gasolina. Pero hay más razones que ponen en cuestión las bondades de los diésel:

 

Son coches más eficientes, pero también más caros

Se estima que los motores diésel son un 25% más eficientes y consumen menos que los de gasolina. No obstante, esta ventaja sólo se dejará sentir en el bolsillo de los conductores si hacen más de 200.000 kilómetros a lo largo de la vida útil del vehículo, a un ritmo de unos 30.000 kilómetros anuales.

Los expertos calculan este umbral de rentabilidad teniendo en cuenta que los coches diésel son, de media, unos 2.500 euros más caros que los de gasolina, y que la diferencia de precio del combustible es de apenas el 4%. Además, su seguro y el mantenimiento que requieren también cuesta más en los coches de gasoil.

 

Los diésel son más contaminantes

Los vehículos diésel contaminan hasta cuatro veces más que los de gasolina similares, ya que emiten niveles muy superiores de dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión, dos de los principales contaminantes del aire.

La norma Euro 6, establecida el año pasado para estos motores, supuso un paso adelante en la reducción de emisiones, al incorporar un catalizador y un aditivo que reducen en un 55,5% las emisiones de óxido de nitrógeno, las cuales se vinculan con el aumento del cáncer. Sin embargo, aún circulan muchos coches diésel más antiguos que no cuentan con estos sistemas.

 

Las grandes ciudades sopesan restringir los diésel

La contaminación que emiten estos coches tiene en alerta a las grandes ciudades europeas. Londres y París son las capitales que están dando los pasos más decididos para que, a medio plazo, los coches diésel no puedan circular por sus calles.

En España, desde hace más de 5 años se superan los límites de NO2, establecidos por la Unión Europea para las grandes ciudades, y se cree que los vehículos diésel son los responsables del 90% de estos gases. En ese sentido, los ayuntamientos ya han empezado a lanzar propuestas para restringir el uso del diésel en sus calles. Así, en Barcelona se ha planteado no dejar circular coches diésel anteriores a 1996 por la ciudad a partir del año 2018, mientras que Madrid estudia prohibir la circulación de coches de gasoil por el área metropolitana, a partir de 2020.

Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha