¿Para qué sirven los aditivos en el combustible?

Volver

El combustible que repostamos en las gasolineras y estaciones de servicio tiene un papel fundamental en el rendimiento del motor del coche gracias a los aditivos que emplean. Desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología te contamos cómo los aditivos influyen en la calidad del combustible, favoreciendo el cuidado del motor y mejorando las prestaciones del vehículo.

En las gasolinas y gasóleos, los aditivos son como la sal de las buenas comidas: ponen ese punto indispensable sin el que las propiedades del carburante no alcanzarían su mejor rendimiento.

Es más, en el caso de los aditivos resultan necesarios para proteger el motor y minimizar efectos negativos del propio combustible, como puede ser el exceso de emisiones, la presencia de impurezas o la falta de lubricación, entre otros.

 

Todos los carburantes llevan aditivos

Las carburantes que repostamos en la gasolinera tienen aditivos. Da igual la marca, que sea gasolina o gasoil, todos necesitan de estos elementos. Es más, son los aditivos el complemento que muchas veces distingue a unas marcas de carburantes de otras.

Las compañías petrolíferas invierten mucho dinero en I+D+i para el desarrollo de aditivos con el fin de mejorar la formulación de sus carburantes con aditivos que hacen a los carburantes más eficientes y menos contaminantes. Pero, ¿qué es lo que hacen exactamente?

 

¿Qué función tienen los aditivos en las gasolinas y gasóleos?

Básicamente, el uso de aditivos en el combustible busca 5 objetivos fundamentales:

  • Cumplir con las condiciones mínimas de lubricidad, viscosidad, anticorrosión, etc. que exige la normativa.
  • Cuidar y mejorar el rendimiento del motor, a través de la calidad del lubricante
  • Mejorar las propiedades de los carburantes diésel y gasolina
  • Reducir emisiones
  • Prevenir efectos negativos del combustible sin tratar.

Las gasolinas y gasóleos que puedes repostar en gasolineras y estaciones de servicio deben cumplir unas condiciones mínimas que sólo se pueden alcanzar con el tratamiento con aditivos.  Además, hay marcas que investigan y desarrollan aditivos que mejoran las prestaciones de los combustibles con el objetivo de optimizar el funcionamiento del motor.

El combustible gana en calidad gracias a los aditivos, y el uso de combustible de calidad mejora las prestaciones del coche. Por eso hay gasolinas más caras que otras, porque la incorporación de estos elementos supone un coste añadido.

 

Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha