Las gasolineras desatendidas deberán cumplir con nuevas normas de seguridad

Volver

La seguridad ha sido siempre centro de las críticas a las gasolineras desatendidas desde su aparición en nuestro país. Y el Gobierno ha dado un paso importante para salvar este escollo con la aprobación de la actualización de la reglamentación para las instalaciones para suministro a vehículos, que establece medidas de seguridad adicionales. Desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología te contamos en qué consisten.

Las gasolineras desatendidas tendrán que ajustarse a los nuevos requerimientos que ha incluido el Gobierno en la nueva normativa. Estas medidas se incluyen en un Real Decreto del Gobierno, que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 7 de julio y que actualiza la reglamentación de las instalaciones de suministro de carburantes a vehículos.

 

Nuevas medidas de seguridad en las gasolineras

El objetivo de esta normativa es adaptar los requisitos para las estaciones de servicio a los avances tecnológicos y a los nuevos carburantes (bioetanol y biodiesel), con lo que se contribuye a reforzar los sistemas de prevención ante fugas de combustible y a reducir las probabilidades de una contaminación de suelos.

Estas son las principales medidas que tendrán que adoptar las estaciones de servicio automatizadas para cumplir con la normativa recién aprobada:

 

Tanques de doble pared

La nueva normativa establece requisitos y un calendario para que las instalaciones enterradas existentes con tanques de simple pared y tuberías de impulsión de simple pared se conviertan a doble pared.

 

Sistema de detección de fugas

En el caso de las gasolineras cuyas ventas anuales sean iguales o inferiores a tres millones de litros, tendrán que instalar un sistema de detección temprana de fugas. Por otro lado, con el objetivo de evitar la contaminación de los suelos donde están ubicados los tanques de combustible y las tuberías, la norma describe los sistemas que se pueden emplear para la detección temprana de fugas.

Asimismo, se establecen revisiones periódicas de detección de fugas y requisitos adicionales para las instalaciones de servicio que suministran biocombustibles.

 

Interruptor de paro de emergencia

Entre las medidas de seguridad que se establecen en la nueva normativa figura la obligatoriedad de contar con un interruptor de paro de emergencia que permita el corte de la corriente de la gasolinera cuando sea necesario.

 

Cámaras de seguridad

Además, se establece la necesidad de que las gasolineras desatendidas sean supervisadas con cámaras de seguridad y estén conectadas con una central receptora de alarma.

 

Una normativa esperada por las gasolineras desatendidas

Desde el sector aplauden la entrada en vigor de la nueva normativa, que aporta seguridad a un sector, el de las gasolineras low cost, que ha sido cuestionado por diversos colectivos y Administraciones. Este Real Decreto despeja el camino para que el sector de las gasolineras automatizadas pueda desarrollarse en España.

 

Inversiones para adaptar las gasolineras

Sin embargo, algo más de un tercio de estas gasolineras low cost deberá hacer adaptaciones en sus instalaciones para cumplir con la nueva normativa de prevención de fugas y con el resto de requisitos de seguridad, según la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automática (Aesae).

Según esta asociación, las estaciones de servicio que tengan que adaptarse, deberán realizar  inversiones de entre 15.000 y 20.000 euros para ajustarse a la normativa.

 

Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha