Gasolineras, un negocio orientado al cliente

Volver

Las gasolineras son instalaciones en las que todo gira alrededor del cliente con el fin de hacer más fácil algo tan sencillo como es llenar el depósito del combustible. Para ello, es necesario conocer al conductor, analizar su comportamiento y estudiar qué es lo que busca al repostar. Desde nuestra empresa de instalaciones petrolíferas y tecnología te explicamos cómo las gasolineras se han consolidado como ejemplo de negocio orientado al cliente.

Las gasolineras y estaciones de servicio son negocios que, como otros muchos, han ido cambiando con el paso del tiempo. Sin embargo, desde el principio han tenido al cliente como referencia. De hecho, hay pocos negocios en los que es tan evidente la orientación al cliente como el de las gasolineras: los productos y servicios que encontramos en una estación de servicio han evolucionado en paralelo a los cambios en la manera de vivir, de trabajar y de viajar de sus clientes.

Una forma de entender esta evolución es analizar las razones que impulsan a los clientes de las estaciones de servicio a visitar una gasolinera en concreto. En ocasiones, se visitan estas instalaciones por la necesidad de repostar para seguir el viaje, pero cada vez son más diversas las motivaciones que nos invitan a hacer un alto en el camino, bien para tomar un tentempié, para comprar algún componente que necesita nuestro coche o para limpiar el vehículo.

 

El repostaje, el centro del servicio de la gasolinera

Repostar combustible es el principal motivo por el que visitamos la gasolinera y la distribución de estas instalaciones y sus surtidores busca hacer más fácil este servicio. En el repostaje de combustible, podemos encontrar algunas diferencias en el precio, pero muchas marcas ponen el foco en otros aspectos, como la innovación en los aditivos de los carburantes con el fin de optimizar el rendimiento del coche.

Hay estaciones de servicio que apuestan claramente por la innovación, con surtidores que facilitan el pago con tarjeta en el mismo momento del repostaje. Se busca así la rapidez y la eficacia para que el conductor no pierda tiempo en caja.

También son frecuentes las tarjetas de fidelización con premios por puntos, las promociones de regalo o descuentos en productos o lavados por repostajes de determinados importes o, más recientemente, la entrega de cheques descuento para comprar en grandes almacenes.

 

Lavar el coche y prestar servicios relacionados con el automóvil

Es muy frecuente encontrar lavaderos en las gasolineras. Podemos pensar que una buena zona de lavado ofrece la posibilidad de un doble ingreso: el del lavado y el del repostaje. Pero no solo es eso. El vehículo es el segundo protagonista en las estaciones de servicio y eso lo tienen muy en cuenta los empresarios de las gasolineras.

Cada vez que repostamos, que lavamos el coche o que hacemos una parada en la gasolinera, puede surgir la necesidad de comprar aceite o productos de limpieza o ambientadores… Incluso pueden surgir pequeñas averías que necesitan de una reparación en ruta, lo que ha generado que en muchas gasolineras se puedan encontrar repuestos o, incluso, un pequeño taller para atender emergencias.

 

La estación de servicio es mucho más que repostar

Las gasolineras ya no son meros surtidores de combustible. Es muy frecuente que, además de la tienda, encontremos todo lo necesario para hacer un alto en el camino, desde cafeterías a restaurantes, pasando por áreas de descanso e, incluso, hoteles de servicios limitados que nos permiten hacer noche en medio del viaje por poco dinero. Máquinas de vending, servicio 24 horas, áreas de puesta a  punto para los vehículos, aparcamientos para camiones… responden a necesidades de un tipo de cliente determinado.

Son servicios que han surgido de la necesidad de los viajeros y que, además, generan sinergias entre ellos. Un buen restaurante puede generar también ingresos de repostaje y alguna compra en la tienda, por poner un ejemplo.

La orientación al cliente es lo que ha impulsado esta evolución que ha conseguido hacer de las gasolineras entornos cómodos para los viajeros y profesionales de la carretera, que buscan mucho más que echar gasolina en el depósito.

Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha