Cómo surgió la primera gasolinera del mundo

Volver

Surtir de combustible a los coches es la principal función de las gasolineras, aunque te sorprendería saber que el primer establecimiento que desempeñó esa labor fue una farmacia alemana. Desde nuestra empresa de instalaciones petroleras y tecnología te contamos cómo surgió la primera gasolinera del mundo antes de que se construyeran las estaciones de servicio, tal y como las conocemos.

En la localidad alemana de Wiesloch aún existe una farmacia donde hay una placa en la que se puede leer: “Erste Tankstelle del Welt”. La primera gasolinera del mundo, en alemán. Antes de la invención del automóvil, los derivados del petróleo sólo se podían adquirir en farmacias y eran productos que se usaban como quitamanchas y disolventes, principalmente. La primera vez que una gasolina de este tipo puso en marcha un coche, fue adquirida en este establecimiento.

 

La primera gasolinera era una farmacia

Esta farmacia fue la primera gasolinera en la que repostó la que se puede considerar primera piloto de coche, Bertha Ringer Benz, esposa del inventor del automóvil de gasolina, Karl Benz. En 1886, la Sra. Benz emprendió la primera ruta interurbana en un automóvil a bordo del Benz Patent-Motorwagen Nº 3, entre las localidades de Mannheim y Pforzheim.

Con esta excursión, pretendía demostrar que el coche de su marido funcionaba. Fue un trayecto de unos 200 kilómetros, entre la ida y la vuelta, pero el pequeño depósito de combustible del Benz Patent-Motorwagen Nº 3 no era suficiente para tan largo viaje. La Sra. Benz decidió entonces parar en la farmacia del Sr. Willy Ockel, en Wiesloch, y comprar unos litros de gasolina refinada que sirvió de combustible para que su vehículo lograra completar el viaje. Eso convirtió a la farmacia del Sr. Willy Ockel en la primera gasolinera conocida.

 

Repostar gasolina en ruta era necesario

Comprar gasolina en ruta se reveló así como una necesidad para los nuevos automóviles que estaban empezando a surgir a finales del siglo XIX. El combustible que al principio se compraba en farmacias y que los conductores llevaban a bordo en sus propios recipientes, años más tarde se empezó a dispensar en los incipientes talleres de automóviles. Se trataba de establecimientos que en muchas ocasiones habían albergado antiguas herrerías y cerrajerías, que se transformaron ante el auge de los coches sin caballos.

 

La primera estación de servicio nació en Estados Unidos

Sin embargo, la primera estación de servicio, tal y como la conocemos hoy, se construyó en Estados Unidos, concretamente en la ciudad de Seatle. En 1907 la empresa Standard Oil of California (actual Chevron Texaco) construyó el primer establecimiento con surtidores de gasolina que estaba especializado en el repostaje de vehículos a motor.

Siete años después, la Standard Oil ya contaba con 34 estaciones de servicio y decidió utilizar un mismo diseño para todas ellas, además de proveer de uniformes a sus empleados, ofrecer el servicio de aire para las llantas e, incluso, obsequiar a sus clientes con mapas de los caminos. El negocio de las gasolineras había empezado a evolucionar.

 

Categoria: 
Delegación de Alvic en Castilla la Mancha